obtenga una consulta gratis +1 (800) 870-8910

Comprender la carga de la prueba en un caso de lesiones catastróficas

Todos hemos visto esos comerciales en los que alguien demanda a su vecino por tropezar con un rastrillo en su jardín. Pero, ¿qué sucede cuando no es solo un accidente lo que causó sus lesiones sino la negligencia de una persona?

En este caso, debe probar que otra persona u organización tuvo la culpa de su accidente y que las acciones del demandado causaron sus lesiones. Esto puede ser complicado porque la carga de la prueba en un caso de lesiones catastróficas depende de varios factores: el tipo de caso, a quién se está demandando y qué daños se buscan de ellos (si corresponde).

En este artículo, echamos un vistazo a la carga de la prueba y lo que significa en los casos de lesiones catastróficas. Quédate con nosotros para aprender más sobre los conceptos.

¿Qué es la carga de la prueba?

La carga de la prueba en los casos civiles es un concepto legal que determina quién debe probar su caso y cómo. En los casos penales, por ejemplo, le corresponde a la fiscalía demostrar más allá de toda duda razonable que el acusado cometió el delito.

Pero en las demandas civiles (como las que involucran lesiones catastróficas), la carga de la prueba recae sobre usted, el demandante, para demostrar que resultó lesionado por la negligencia o mala conducta de otra persona.

Si su caso implica probar la causalidad (cómo ocurrió una lesión), entonces deberá probarla con una preponderancia de evidencia, es decir, lo más probable es que no se base en lo que sabemos hasta ahora sobre este tipo de lesión y cómo ocurre. en circunstancias similares.

Papel del demandante

En un caso de lesiones catastróficas, el demandante debe probar que alguien más tuvo la culpa y que la negligencia del demandado causó el accidente. El demandante también debe probar todos los hechos necesarios para demostrar su caso contra el demandado. Por ejemplo:

  • Si está argumentando que otro conductor causó sus lesiones, entonces necesita pruebas que demuestren cómo fueron negligentes, como testimonios de testigos presenciales o informes policiales, y qué es exactamente lo que hicieron mal (por ejemplo, exceso de velocidad).
  • Si su hijo se lesionó debido a un equipo de juegos inseguro en la escuela, entonces necesitará el testimonio de un experto que explique por qué no era lo suficientemente seguro para que los niños jugaran en él.

La carga de la prueba es responsabilidad del demandante de probar todos los hechos necesarios para demostrar su caso contra el demandado. En otras palabras, depende de usted y su abogado probar que alguien más tuvo la culpa y que su negligencia causó sus lesiones.

Una lesión cerebral traumática puede ser difícil de entender para cualquiera; por lo tanto, es importante que usted y su abogado entiendan cómo los tribunales determinan si una persona ha sufrido uno para que se le otorgue una compensación o daños.

Hay tres tipos principales de evidencia que se utilizan durante los juicios: evidencia directa (relatos de testigos presenciales), evidencia circunstancial (cosas como registros médicos) y testimonio de expertos.

Un abogado puede probar su inocencia

Si contrata a un abogado desde el principio del proceso, él o ella podrá tomar medidas para demostrar su inocencia, lo que podría evitarle tener que presentarse ante un juez o un jurado. Por ejemplo:

  • Los abogados pueden ayudarlo a reunir pruebas. Si hay alguna evidencia que respalde su afirmación de inocencia, como testigos o expertos que puedan testificar en nombre de su caso, los abogados encontrarán a esas personas por usted y las llevarán ante el tribunal.
  • Los abogados pueden ayudar a encontrar testigos para su caso. Los testigos son personas que vieron lo que sucedió pero que no estuvieron involucradas; es posible que hayan visto a otra persona cometer un acto de negligencia (como dejar a su hijo desatendido) que condujo a la lesión que ocurrió, ¡y también pueden dar testimonio sobre la gravedad de esas lesiones después!
  • Los abogados también pueden ayudar a localizar expertos que podrían proporcionar información útil sobre cómo ocurren los accidentes, ¡para que no tengamos otra situación como esta en el futuro! De esta manera, todos se benefician. No solo evitamos perder dinero debido a demandas frívolas presentadas contra empresas lo suficientemente grandes que no solo sobreviven sino que prosperan a pesar de demandas como estas que les cuestan cientos y cientos por día solo para defenderse de acusaciones falsas hechas por personas que buscan dinero fácil para la desgracia de otros.

Comprender la importancia de la prueba

En un caso de lesiones catastróficas, es importante comprender qué prueba necesita y cuánto peso tiene esa prueba. Por ejemplo:

La carga de la prueba varía según el caso. En algunos casos, el demandante debe probar que alguien más tuvo la culpa y que su negligencia causó el accidente. En otras situaciones (como las que involucran casos de negligencia médica), se le puede solicitar al acusado que solo demuestre que hizo todo lo razonablemente posible bajo las circunstancias.

¿Quién está siendo demandado? Si alguien resultó herido en un accidente causado por otra parte (o partes), entonces esas partes son responsables de pagar los daños sufridos por su cliente.

Conclusión

La carga de la prueba en un caso de lesiones catastróficas puede ser complicada porque depende del tipo de caso, a quién se demanda y por qué reclaman los demandantes los daños. En general, el demandante debe probar que otra persona tuvo la culpa y que su negligencia causó un accidente que resultó en lesiones graves o la muerte de otra persona.

Depende del demandante probar todos los hechos necesarios para demostrar su caso contra el demandado; si no tienen pruebas suficientes, es posible que sus alegaciones no se sustenten en los tribunales. Si contrata a un abogado desde el principio de este proceso, él o ella podrá tomar medidas para demostrar su inocencia, lo que podría ahorrarle tiempo y dinero durante los procedimientos judiciales.

El Grupo Jurídico Bourassa tiene una amplia experiencia en el manejo de accidentes catastróficos en Nevada. No espere, busque ayuda legal ¡hoy! Entonces, llámanos al (800)870-8910 para una consulta gratuita para conocer nuestros servicios legales y permítanos ayudarlo a obtener la compensación que se merece.

Artículos Relacionados

Evaluación de Caso Gratis

¡La evaluación es GRATIS! No tiene que pagar nada para que un abogado evalúe su caso.