obtenga una consulta gratis +1 (800) 870-8910

Accidentes por ahogamiento en cuerpos de agua naturales versus piscinas

¡El verano está aquí y es hora de combatir el calor! No hay mejor manera de hacerlo que nadar en cuerpos de agua naturales o piscinas y disfrutar de todos los deportes al aire libre.

Sin embargo, si bien el entusiasmo es grande, es fundamental reconocer que estos representan serios riesgos de ahogamiento, particularmente para menores y nadadores incompetentes. El agua natural representa alrededor 40% de ahogamientos entre niños de 5 a 14 años, mientras que las piscinas representan aproximadamente 30%.

Este blog analiza las distinciones fundamentales en incidentes de ahogamiento entre cuerpos de agua naturales y piscinas. 

Cuerpos de agua naturales

Factores de riesgo a considerar

Nadar en un río, lago u océano cercano es una excelente actividad recreativa y una de las mejores maneras de combatir el calor del verano, pero debido a los riesgos únicos presentes, se debe tener mucho cuidado en todo momento. Al entrar en cuerpos de agua naturales, debe considerar varios factores, que incluyen profundidades irregulares, vegetación oculta y rocas submarinas. Puede atrapar a un nadador con la guardia baja y causar una grave amenaza para su vida.

Además, ninguna medida de seguridad puede ayudar a reducir los peligros de ahogamiento. No hay socorristas y, debido a las condiciones climáticas impredecibles, solo se pone en riesgo cuando se sumerge en el agua sin estar preparado. Los accidentes son más probables cuando no hay supervisión, especialmente para los jóvenes y los nadadores no expertos. Para proteger la seguridad de sus hijos, los padres y tutores deben estar atentos y supervisarlos activamente en estas circunstancias.

Falta de control

Los cuerpos de agua naturales normalmente están abiertos al público, con varios sitios de entrada alrededor de las costas. Hace que sea imposible rastrear a las personas en el agua, lo que eleva la probabilidad de accidentes por ahogamiento causados ​​por la falta de habilidad para nadar o la falta de juicio.

Rescate retrasado y asistencia médica

Los equipos de rescate y la asistencia médica pueden retrasarse en lagos y ríos en caso de emergencia debido a ubicaciones aisladas o la necesidad de suministros más rápidos. Aumenta la necesidad de que los nadadores sean conscientes del agua que los rodea y tengan cuidado.

Piscinas al aire libre

Menos riesgoso que nadar en cuerpos de agua naturales

Las piscinas públicas y privadas tienen normas de seguridad más estrictas que los lagos, océanos o ríos. Estas piscinas tienen niveles de agua regulados y suelen tener buena visibilidad, lo que facilita la detección de posibles riesgos.

Además, los socorristas o el personal de la piscina suelen estar presentes en estos lugares públicos, lo que mejora la seguridad general y permite una ayuda rápida cuando es necesario. Independientemente de esta protección de seguridad mejorada, los padres y cuidadores deben vigilar de cerca a los jóvenes, incluso en piscinas con socorristas. Sin embargo, en caso de negligencia, puede contratar a un abogado de accidentes por ahogamiento para su caso 

Un gran grado de control

Los propietarios de piscinas públicas y los socorristas pueden controlar el número de personas dentro del área de la piscina, ya que las piscinas públicas tienen puntos de acceso regulados con procedimientos de entrada y salida. Las cercas y barreras de piscinas privadas ayudan a prevenir el acceso no deseado, lo que reduce el peligro de ahogamiento no intencional.

Rescate rápido y asistencia médica

Las piscinas públicas están equipadas con medidas de seguridad, que incluyen aros salvavidas, suministros médicos y herramientas de recuperación, lo que permite una reacción rápida durante una emergencia. A los salvavidas también se les enseña a realizar rescates acuáticos y ofrecer primeros auxilios hasta que llegue la asistencia médica experta.

Los percances por ahogamiento pueden ocurrir en cuerpos de agua naturales y áreas de piscinas, pero los factores de riesgo y las formas de mitigarlos son distintos. Si bien los cuerpos de agua naturales brindan una belleza increíble y experiencias inolvidables, requieren mayor precaución debido a sus características impredecibles y la falta de supervisión.

Las piscinas, por el contrario, específicamente abiertas al público, proporcionan un entorno regulado y más seguro con socorristas cualificados y una mejor visibilidad. Seguir los requisitos de seguridad en el agua, independientemente de la ubicación, es fundamental para garantizar una experiencia acuática agradable y sin lesiones.

Contrate a un abogado de accidentes por ahogamiento

Si ha perdido a un ser querido por negligencia o ha sido víctima de un accidente por ahogamiento, podría ser responsable de recibir un reembolso de cualquier persona involucrada en la muerte de su ser querido. Después de un accidente en una piscina en Nevada, debe llamar a los abogados experimentados en accidentes por ahogamiento al El Grupo Jurídico Bourassa lo antes posible. Ellos pueden ayudarlo a establecer la responsabilidad por las pérdidas.

Elegir un abogado de accidentes por ahogamiento para emplear y aceptar un acuerdo de retención. Recopile pruebas, archive documentación y ejecute las medidas legales requeridas con la ayuda de su abogado de accidentes por ahogamiento. Es crucial recordar que contratar a un abogado lo más rápido posible ayudará a preservar la evidencia y aumentará sus posibilidades de ganar.

Llamenos al (800)870-8910 para una consulta sin compromiso!

Artículos Relacionados

Evaluación de Caso Gratis

¡La evaluación es GRATIS! No tiene que pagar nada para que un abogado evalúe su caso.