English EN Spanish ES

Dolor de espalda después de un accidente automovilístico: lo que necesita saber

Introducción

Si ha tenido un accidente automovilístico, es posible que tenga algunas preocupaciones sobre el impacto a largo plazo que podría tener en su salud. ¿Desaparecerá este dolor de espalda baja? ¿Es algo más serio que eso? Siempre es una buena idea hablar con un médico, pero aún mejor es encontrar un abogado que pueda ayudarlo con sus problemas de seguro y trámites. En este artículo, discutiremos qué sucede después de un accidente automovilístico y por qué hablar con un abogado es una de las cosas más inteligentes que puede hacer una vez que se haya curado de las lesiones iniciales.

Hazte revisar por un médico.

Si ha tenido un accidente automovilístico, debe ser revisado por un médico. Su médico puede ayudarlo a determinar si hay algún daño en la espalda y si ese daño requiere tratamiento adicional o tiempo libre en el trabajo.

Su médico también podrá decirle si es seguro que regrese al trabajo y cuándo sería bueno que lo hiciera.

Considere un abogado.

Si tiene mucho dolor, es probable que pasar por el proceso de reclamos de seguros sea una prueba larga y estresante. Un abogado puede ayudarlo a aprovechar al máximo su reclamo ayudándolo a completar toda la documentación necesaria, negociando con la compañía de seguros en su nombre y asegurándose de que no intenten aprovecharse de usted o de su lesión.

Si hay algo más que podamos hacer por usted o si podemos responder alguna pregunta sobre accidentes automovilísticos después del dolor de espalda, ¡contáctenos!

Un abogado puede ayudarlo con sus trámites y asuntos relacionados con el seguro.

Un abogado puede ayudarlo con su papeleo y asuntos de seguros, facilitando la presentación de un reclamo. Si tiene dolor y ha resultado lesionado, este proceso puede resultar abrumador. Ponerse en contacto con un abogado que tenga experiencia en reclamos por accidentes automovilísticos le brindará tranquilidad mientras lo guía a través del proceso de búsqueda de compensación por sus lesiones y daños. Por ejemplo, si su automóvil quedó destrozado en el accidente o ya no se puede conducir debido a reparaciones extensas después de ser golpeado por otro vehículo, entonces sería prudente hablar con un abogado con experiencia en lesiones personales que sepa cómo manejar este tipo de situaciones. que pueden asegurarse de que todos los aspectos financieros de su caso se manejen correctamente para que no surjan problemas futuros en el futuro al tratar con los acreedores u otras partes involucradas en el cobro del dinero adeudado de otras fuentes (como las compañías de seguros).

Mantenga registros cuidadosos de sus gastos.

Es importante mantener registros cuidadosos de todos los gastos relacionados con su lesión. Esto lo ayudará en caso de que haya una disputa sobre quién debe pagar los costos, o si una compañía de seguros intenta negar la cobertura. Además, hacer un seguimiento de estos costos puede ayudarlo a determinar cuánto dinero podría recuperar si decide entablar una demanda contra la persona que causó sus lesiones.

Guarde los recibos de todas las visitas médicas y tratamientos relacionados con sus lesiones después de un accidente automovilístico, así como de cualquier medicamento recetado por médicos u otros proveedores de atención médica en relación con esas lesiones. Si es posible, registre los detalles sobre actividades tales como sesiones de fisioterapia y citas con el médico en calendarios u hojas de cálculo para que puedan rastrearse fácilmente más adelante al preparar la documentación para la acción legal contra otra parte involucrada en causar daños causados ​​por este tipo de accidente. (como las compañías de seguros).

También puede ser útil para otros tipos de accidentes que involucran vehículos como remolques de tractores donde alguien puede haber resultado herido porque fue golpeado mientras caminaba cerca de los carriles de tráfico donde pasaban camiones grandes sin detenerse en las intersecciones primero antes de seguir adelante, especialmente cuando las personas están golpeados por detrás por automóviles que circulan demasiado cerca de ellos en lugar de dejar espacio entre los vehículos que avanzan juntos por las carreteras”.

Un abogado se asegurará de que la compañía de seguros no lo presione.

Si está considerando contratar a un abogado, asegúrese de que el abogado tenga experiencia en reclamos por accidentes automovilísticos. También es esencial acudir con un abogado que se especialice en la ley de lesiones personales.

Cuando busque un abogado, pregúntele sobre su capacitación y experiencia en el manejo de este tipo de casos. Un buen lugar para comenzar es visitar este sitio web: http://www.findlawyers.com/personal-injury-attorneys/car-accident/. ¡Enumera a los abogados que han sido calificados por personas como usted!

Nunca es una mala idea hablar con un abogado después de haber tenido un accidente.

Si se lesiona en un accidente, nunca es una mala idea hablar con un abogado. Un buen abogado lo ayudará con el papeleo y los problemas de seguros, le conseguirá el mejor acuerdo posible y se asegurará de que su compañía de seguros no lo presione. Un abogado de lesiones personales también puede ayudarlo a volver a la normalidad lo antes posible, y eso es lo más importante cuando se trata de aliviar el dolor después de un accidente automovilístico.

Conclusión

No tenga miedo de hablar con un abogado si ha tenido un accidente. No es fácil, pero es la mejor manera de superar este momento difícil.

Artículos Relacionados

Evaluación de Caso Gratis

¡La evaluación es GRATIS! No tiene que pagar nada para que un abogado evalúe su caso.